Trascendencia

Publicado en por Luis Alberto Veloz

Se denomina trascendencia un ser colocado fuera del mundo y de todos los entes, Significa pasar de un espacio a otro, andar más allá de los límites del conocimiento humano, más allá de la finitud y la experiencia humana. Generalmente el límite es el espacio-tiempo, es decir mundo o universo físico. Trascendencia se opone a inmanencia denominándose esta a cualquier realidad permanente encerrada en si misma, que no supera los límites del ente humano y, por tanto, se puede tomar como el mundo manifestándose a partir de la práctica terrenal.

La idea de trascendencia divina jamás fue radicalizada por la escolástica hasta cambiarla por un componente de disociación irreparable entre hombre y Dios. En la teología racional Dios aunque sede de inseparable perfección, sigue siendo un ente analizable por el intelecto. Por el contrario la teología negativa mantuvo la inconmensurabilidad entre el hombre y la divinidad. Dios, debido a su multiplicidad absoluta, no se puede precisar de ninguna forma: es al mismo tiempo luz y oscuridad, quietud y movimiento; Dios es una paradoja que una mente humana no es en absoluto capaz de pensar.

La trascendencia no ha sido inventada por los cristianos, porque ya en la antigüedad tenían una visión trascendente de lo divino y desarrollaron diferentes teorías que sostenían la inmanencia de Dios. Los diferentes modos de razonar la trascendencia divina influyeron de forma concluyente en múltiples tradiciones artísticas. Por supuesto que la encarnación de cristo debatida en el periodo de la patristica complicó la cuestión. Por una parte los iconódulos (esclavos de la imagen) afirmaron que era licito representar lo sagrado y que, además era util, sobre todo en una época de analfabetismo generalizado como la edad media. Por otra parte, los iconoclastas (destructores de magenes) afirmaron la imposibilidad de conciliar la trascendencia de Dios co su rrepresentación fisica a partir del modelo humano en términos de antropomorfismo.

Bibliografia consultada:

Atlas Universal de Filosofia. Oceano. 2006   

Comentar este post